La boxeadora, que en la madrugada del sábado consiguió el título de peso Ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y se convirtió en la primera campeona sanluiseña de la historia, fue recibida calurosamente por su gente. Tras la consagración, este sábado Yohana Alfonzo llegó a su Villa Mercedes natal y fue reconocida como una verdadera luchadora, que en base a garra, corazón, humildad y sacrificio, dejó bien en alto al deporte de San Luis.

Yohana Alfonzo llegó a su Villa Mercedes natal y fue reconocida como una verdadera luchadora.

Yohana Alfonzo llegó a su Villa Mercedes natal y fue reconocida como una verdadera luchadora.

El regreso a la provincia de la primera campeona mundial de boxeo de San Luis fue más que emotivo, y en muchos pasajes se vio a Yohana llorando pero también disfrutando del recorrido y del afecto y cariño de los villamercedinos que salieron a la vera del camino para saludarla.

Una extensa caravana de autos, bicicletas y motos acompañó a la flamante campeona de peso Ligero de la OMB por las calles mercedinas. Desde el ingreso a la ciudad y por la Avenida Mitre, una fila interminable de vehículos acompañó el regreso triunfal de “la Leona”, que se metió en la historia del boxeo puntano en base a su trabajo con los guantes, su esfuerzo físico, humildad y sacrificio, arriba y abajo del cuadrilátero.

La boxeadora consiguió el título de peso Ligero de los Organización Mundial de Boxeo (OMB).

La boxeadora consiguió el título de peso Ligero de los Organización Mundial de Boxeo (OMB).

A su paso por las distintas arterias, Alfonzo recibió el cálido saludo del pueblo mercedino que se acercó a metros de la autobomba del cuartel de Bomberos Voluntarios de “El Fortín”, que ofició de transporte y una suerte de podio para la nueva campeona ecuménica.

Durante las primeras 15 cuadras del recorrido, Alfonzo recibió las muestras de cariño y aprecio de parte de los vecinos, que ven cumplido en la villamercedina el sueño que alguna vez tuvieron otros comprovincianos como el “Mono” José María Gatica y un poco más acá en el tiempo, Abel Celestino Bailone.

La caravana giró por calle Colombia rumbo al Palacio de los Deportes, en donde esperaba a la campeona, el vicegobernador de la Provincia, Jorge Díaz; el ministro de Deportes, Carlos Rosso; el intendente de Villa Mercedes, Mario Merlo; familiares, vecinos y seguidores de la pugilista.

Con lágrimas en los ojos y con la emoción a flor de piel, Yohana, junto a su novio, Lucas Villegas, y a su entrenador, José Soloa, bajaron de la autobomba para encontrarse con la gente y recibir ese abrazo que en la noche del viernes y madrugada del sábado, y durante 10 rounds estuvo contenido, al igual que el grito de “dale campeona” que se escuchó en varios pasajes del recorrido.

Las emociones continuaron, Yohana expresó con la voz entrecortada que “este triunfo es de todo los que me apoyaron” y continuó diciendo: “Estoy muy feliz por el logro obtenido” dirigiéndose al público que se dio cita en “el Gatica” para estar cerca de la boxeadora.

Al finalizar la conferencia de prensa, la boxeadora que se metió definitivamente en la historia grande del boxeo sanluiseño, continuó con su paseo triunfal por las calles de la ciudad, y otra vez recibió el cariño y el saludo de la gente que siente como suyo este título mundial conseguido por Alfonzo.

Su simpleza y humildad así lo dejan traslucir en cada una de sus palabras o acciones y es por ello que los habitantes de San Luis sienten el orgullo de ver flamear imaginariamente la “celeste y blanca” en lo más alto del podio, pero esta vez impulsada por los puños, el corazón y la “garra” de una “Leona” que se quedó con todos los honores.

 

Nota: Jorge Gallego – Jorge Scivetti.