Ocurrió el miércoles por la tarde sobre las rutas N° 3 y 11. Un Renault 9 color rojo alertó a los oficiales luego de detenerse metros antes de llegar al control policial y dar un giro en “U” para huir en sentido contrario.

Los efectivos lograron detenerlos a los pocos metros y notaron que dentro del auto llevaban un animal faenado tapado con colchas para que no lo vieran.

El conductor del rodado manifestó que era carne de un animal vacuno que le había regalado el patrón de la estancia en la que trabajaba junto a su padre.

Las personas fueron identificadas y trasladadas hasta el Destacamento. Por orden del Juzgado de Instrucción Contravencional y Correccional Nº 1, se les secuestró la carne y el vehículo.